viernes, junio 14, 2024
Nacional

Propone PRD que impuestos de bebidas azucaradas se destinen al apoyo de deportistas

La diputada y ex campeona mundial de taekwondo, Edna Díaz Acevedo, solicitó instituir en el Proyecto de Egresos 2025, se etiqueten recursos a este rubro para este sector

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados solicitó destinar los recursos recaudados por el concepto del impuesto a las bebidas azucaradas para el apoyo a deportistas y el desarrollo de infraestructura deportiva.

Edna Gisel Díaz Acevedo, diputada del sol azteca y ex campeona mundial de taekwondo, indicó que bajo el pretexto de la falta de recursos o de la austeridad, este gobierno ha olvidado al deporte mexicano.

Manifestó que el deporte es una inversión muy importante que debemos hacer en México, pero pese a ello los apoyos no se le han otorgado a los deportistas de alto rendimiento,

Propuso que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del siguiente año, se etiqueten los recursos del impuesto que se obtengan de bebidas azucaradas al apoyo del deporte.

“Con ello, asegurando que exista un piso mínimo de recursos que obligadamente tengan que destinarse a políticas públicas, programas y acciones que vayan enfocadas a la activación física comunitaria”, expresó la legisladora.

Dijo que es necesario atender este problema desde la raíz, como la falta de apoyos y de espacios de esparcimiento, así como entrenadoras y de entrenadores certificados que es uno de los principales obstáculos para la cultura de la vida sana en nuestro país.

La petición realizó la diputada del PRD a través de una iniciativa con proyecto de decreto, que busca reformar el artículo 7 de la Ley General de Cultura Física y Deporte, y el artículo 41 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a fin de instituir que el Proyecto de Egresos de la Federación etiquete dichos recursos a este rubro y no sea inferior al aprobado en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

Díaz Acevedo, recordó que desde el 2014 México logró por primera vez poner un impuesto a las bebidas azucaradas, y con ello generar incentivos para la disminución de su consumo, ya que nuestro país tiene un problema de salud que afecta a más del 60 por ciento de la población mexicana. “Este impuesto parte de la lógica de inhibir el consumo de productos dañinos para la salud, uniéndose a los impuestos al tabaco y al alcohol”, agregó.

“Así que el destinar recursos al deporte, recursos que son obtenidos por el concepto del impuesto a las bebidas azucaradas nos llevaría a tener mayor presupuesto, además de que mediante la Ley de Coordinación Fiscal se distribuiría a los estados y a los municipios aumentando al menos en un 70 por ciento los recursos disponibles para la generación de verdaderas políticas públicas”, señaló la diputada federal.