domingo, junio 16, 2024
Local

Preocupación por falta de transparencia en procesos electorales en Chiapas

No están siendo nada transparentes en Chiapas: José Manuel Blanco Urbina

Los procesos electorales federal y local en Chiapas no están siendo nada transparentes, y uno de los derechos de la sociedad es el acceso a la observación electoral de todas sus etapas para hacer pública todas las anomalías que están ocurriendo, la democracia siempre ha sido vulnerada y para las elecciones del 2 de junio de este 2024 también hay riesgos de imposición por parte del Estado Mexicano, analiza el presidente de la Asociación de Abogados de Chiapas, José Manuel Blanco Urbina y experto en observación electoral en México y el extranjero.

Considera que la sociedad debería hacer uso de sus derechos como observador electoral, estar presente en las 2 mil 041 secciones electorales donde se van a instalar 6 mil 975 casillas, se trata de vigilar todo lo que ocurre y documentar las incidencias para de ubicarlas, lo que generarían un impacto positivo a favor de la transparencia, de los resultados de la jornada electoral, sería de gran beneficio para la democracia.

El abogado precisa que los observadores dan certeza a cada una de las etapas del proceso y en los resultados, los ciudadanos que deseen abonar a la democracia como servidores deberán solicitar su acreditación ante el Instituto Nacional Electoral (INE), a la vez, se recibe un proceso de capacitación sustentada en la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales federal y local.

La observación electoral surge para que la sociedad civil tenga participación directa en un proceso electoral, puede estar presente en todas del proceso electoral, durante la jornada electoral y posterior a ella en las impugnaciones locales y federales, la presencia de la observación electoral de la sociedad civil inhibe la comisión de delitos electorales, indicó el abogado.

Blanco Urbina, representante de la asociación civil Mexicanos por la Democracia y de la Comisión de Derechos Humanos de Chiapas AC, estuvo recientemente en El Salvador y está invitado para asistir a la observación electoral en República Dominicana y Rusia, que tendrán elecciones en marzo de este año, y analiza que en Chiapas «hace lo que antes el PRI’.

El abogado ha sido observador electoral en Nicaragua, Honduras, Francia y Guatemala, acreditado por los tribunales electorales de cada país, con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha formado parte de los procesos de técnico, financiero y de capacitación desde 1994, son 30 años coordinando observación electoral en el país y en el extranjero.

Cuenta que los problemas más graves en una jornada electoral es cuando los partidos políticos no van a tener rentabilidad política y optan al presidente de la mesa directiva de casilla, para así hacer cambios en los nombramientos y en algunos casos se han designado a militantes de partidos que llegaron en primer lugar a la fila de votantes en la casilla, estos cambios en los nombramientos no son ilegales, pero al imponer los cargos en las mesas directivas se toma el control de las casillas y de las votaciones.

Lamentablemente hay un riesgo en la observación electoral porque partidos políticos también han acreditado en otros procesos electorales de manera individual ante el INE a observadores electorales, no obstante que tienen el privilegio de acreditar ante las mesas directivas de casillas a representantes, los observadores de partidos se vuelven cómplices de delitos mientras que los observadores de la sociedad civil denuncian y documentan la ilegalidad, explicó Jose Manuel Blanco.

Los observadores de los partidos políticos anulan la certeza y la transparencia de los resultados de la jornada electoral, esta figura no se puede detectar en el INE debido a que acuden a acreditarse de manera individual, si no se registra por parte de la autoridad electoral es una violación de sus derechos aunque con su actuar en contra de la democracia es violar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, precisó.

En la medida en que la sociedad civil participe y se apropie de la observación electoral se evitará los acarreos de votantes a las urnas el día de la jornada electoral y la manipulación del voto y se estaría evitando la violación de la secrecia del voto, bastaría que al menos hubiera un observador de la sociedad civil por cada una de las casillas que se pretenden instalar, ante el bajo número de observadores en cada proceso electoral estos se vuelven itinerantes al observar varias sesiones electorales.

La organización que representa en otros procesos electorales ha logrado acreditar en Chiapas a 500 observadores electorales, todos voluntarios, no alcanza mayor cobertura porque no es fácil convencer al pueblo que se apropie de sus elecciones, hay mucha apatía; no hay proceso electoral perfecto y la sociedad puede generar un gran peso para calificar a las elecciones, aunque las fiscalías electorales deberán actuar en estricto apego a derecho para castigar la ilegalidad que observadores documenten y denuncien, insistió Blanco Urbina.