domingo, junio 16, 2024
Local

Banco de piedra «La Quebradora» convertido en basurero clandestino

El banco de piedra conocido como «La Quebradora» se ha convertido en un problema ambiental para los residentes locales al ser utilizado como un tiradero clandestino de basura

En la colonia San José Terán, ubicada al surponiente de Tuxtla Gutiérrez, se encuentra el banco de piedra “La Quebradora”. Este lugar que por muchos años había pertenecido a un grupo de ejidatarios y que fue “donado” al Ayuntamiento Municipal se ha convertido en un foco rojo para los colonos, al ser utilizado como tiradero clandestino de basura.

San José Terán es un asentamiento compuesto por más de 10 mil personas, con un promedio de 3 mil casas, uno de los más poblados de la capital chiapaneca. Sus habitantes han denunciado en diversas ocasiones los problemas que se han derivado a raíz de que este banco de piedra pasó a manos del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, entre ellos incendios y contaminación.

De acuerdo con los colonos de San José Terán, el día 9 de enero de 2009, en el predio ejidal «La Quebradora» el gobierno municipal prometía abordar las preocupaciones sobre quemas de desechos que se vertían en el sitio, tanto por unidades particulares como del gobierno local, principalmente porque cerca también se ubica la Clínica de la Mujer Poniente, pero en vez de eso, se decidió seguir utilizando el sitio como basurero.

La mala gestión de los residuos en este tiradero clandestino ocasionó un incendio de gran magnitud en el año 2022 y posteriormente ocurrió uno más en este 2023.

Una residente identificada como Amanda Santiago de la Cruz, señala la falta de cumplimiento de las promesas hechas por el gobierno municipal, como que en el sitio habría un velador, “el día que se suscitó el segundo incendio, en diciembre del año pasado, no había nadie cuidando el lugar. Son terrenos ejidales pero por causas que desconozco, el predio fue donado al Ayuntamiento”.

La mujer, quien dice tener más de 37 años habitando en San José Terán, dijo que el banco de piedra era explotado por los ejidatarios para la extracción de material pétreo, pero de la nada el Ayuntamiento de Tuxtla se apoderó del sitio, afirmando primero que el lugar estaba en el abandono, lo cual asegura que es mentira.

«Es un gran riesgo para todos los niños y adultos mayores. A nosotros nos afecta el humo, se supone que ya no iban a tirar basura ni escombro. Según hay un velador, pero yo fui a buscarlo y ya no estaba, le hablé a una persona que se supone representaba al presidente ejidal y me dijo que no iban a meter carros de basura, ni escombro ni nada. Me dijo que devolvería la llamada para ver qué pasaba con el velador, pero todo el día 31 de diciembre y primero de enero de 2024 no hubo velador, no sé cómo es que dicen que están cuidando y no es cierto», abundó molesta.

Otra de las residentes con más de 17 años que llegó a vivir al lugar es Aris Alvarez Santiago, ella dijo que este banco de piedra ha servido de basurero del mismo Ayuntamiento, señalando que en este lugar tiran madera y restos de los árboles que desmorran en la ciudad, asimismo llantas, cartón, unicel, botes de plásticos y residuos de las campañas de descacharrización que luego realiza el gobierno municipal, lo que representa un foco de infección.

Incendios constantes
Los lugareños están preocupados debido a que de nueva cuenta se suscitó un incendio en el lugar, debido a que no hay control alguno sobre los derechos que llegan a tirarse. Hicieron memoria de que en el 2020 hubo uno tan grande que tuvieron que ser evacuados debido a las llamas y gran cantidad de humo, lo que causó contaminación y amenazaba la salud de quienes habitan en los alrededores del banco de piedra.

Doña Robelina Pérez, otras habitante, explicó que ya se han generado más de 5 incendios en el lugar, mencionó que por la cantidad de escombro luego se calientan las piedras, generando chispas que llegan a la basura y generan en ocasiones humaredas que afectan la salud de quienes viven en la zona.

Respecto al incendio suscitado el 22 de diciembre del año pasado, dijo que los vecinos se dieron cuenta cuando percibieron olor a quemado y luego una densa nube de humo, por lo que reportaron lo sucedido, acudiendo al llamado de auxilio el Personal de Protección Civil, pero hasta el día 24, cuando ya era un completo caos.

«Este lugar era un hoyo inmenso que ha sido llenado de basura por el Ayuntamiento.» Dicen los lugareños

Vecinos sufren afectaciones
En el caso de Aris, su hija, ha sido víctima de este problema, ya que ella desde muy pequeña presentó un cuadro asmático, debido a la exigencia y quejas realizaron una brigada pero no sirvió de nada, la menor ya presentaba un tratamiento.

Otro de los casos es el de una señora que ha presentado cuadros críticos de asma, lo que le ha afectado, e incluso ha llegado a parar al hospital para su atención médica. Y así como ellos hay otros más con problemas bronquiales, respiratorios, así como enfermedades crónicas degenerativas que se han agudizado por la contaminación del aire en este banco de piedra, hoy vertedero de basura.

Cabe mencionar que parte de los residentes cercanos al lugar son personas de la tercera edad, así como niños y niñas y familias de escasos recursos, quienes algunos tienen que ajustar sus bolsillos para el tratamiento por las enfermedades que se han generado a raíz de los incendios del banco de piedra.

Piden intervención de gobierno
Ante la falta de atención y nula respuesta por parte de las autoridades municipales, residentes del lugar recientemente bloquearon las calles para impedir que los camiones con escombro pasarán a tirar los desechos, esto en protesta a la situación que impera en el banco de piedra, que literalmente, dicen ahora es tiradero clandestino de basura del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Mencionaron que además han metido diversos escritos al gobierno municipal y solo una vez les hicieron caso, llegando personal de Obras Públicas al que le expresaron su molestia, exigiendo que el Ayuntamiento de Tuxtla busque otro sitio para tirar la basura, y recibiendo como respuesta que “ya no hay otro lugar para tirarla”.

«Los jodidos somos nosotros, que tenemos que estar aguantando el humo, mientras ustedes siguen tirando su basura», le expresaron en su momento los residentes al personal municipal, por ello exigen la intervención del Gobierno del Estado, de las autoridades sanitarias y del medio ambiente para resolver este problema que se erige bajo la ilegalidad.

El llamado de los habitantes de San José Terán es claro: el ayuntamiento, el comisariado ejidal y el presidente municipal deben rendir cuentas sobre el uso negligente de este espacio vital para la comunidad.