domingo, julio 14, 2024
Local

Chiapas dentro de los estados con mayor pérdida de cobertura vegetal: IIGERCC

La pérdida de cobertura forestal en Chiapas se cifra en alrededor de 54 mil 339 hectáreas

Un alarmante panorama se cierne sobre Chiapas, ya que la extensión de sus ecosistemas ha experimentado una preocupante disminución, según las declaraciones del académico Horacio Morales Iglesias, perteneciente al Instituto de Investigación en Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IIGERCC).

De acuerdo con Morales Iglesias, Chiapas se encuentra entre los estados que más han sufrido la pérdida de cobertura vegetal en México. Según datos, la entidad chiapaneca representa aproximadamente el 20% de la pérdida total nacional, junto a estados como Campeche, Oaxaca y Veracruz.

En el caso de Chiapas, la pérdida de cobertura forestal se cifra en alrededor de 54 mil 339 hectáreas. El académico explicó que esta pérdida se debe a la acelerada deforestación, que afecta selvas, bosques, matorrales, pastizales, manglares, lagunas y arrecifes, así como áreas en campos agrícolas, ganaderos, granjas camaroneras, presas, carreteras y zonas urbanas.

El manto vegetal de México es altamente diverso, albergando desde bosques templados hasta selvas, matorrales y pastizales. Este desempeña un papel crucial en la regulación del ciclo hidrológico, ya que favorece el drenaje a través del sistema radicular, incrementa la porosidad y la infiltración del suelo, estabiliza los agregados del suelo y reduce la pérdida de nitrógeno por lavado, además de mitigar el riesgo de erosión.

Las investigaciones realizadas por el IIGERCC revelan que solo una cuarta parte de los paisajes naturales que una vez existieron en Chiapas permanecen intactos, y estos se encuentran en zonas de difícil acceso. Esta pérdida de cobertura vegetal tiene consecuencias que van más allá de la mera deforestación, ya que compromete la disponibilidad de agua y suelo, generando migraciones forzadas en la región.

El equilibrio de los ecosistemas de Chiapas está en riesgo debido a la pérdida de su cobertura vegetal, lo que a su vez afecta la sostenibilidad y la calidad de vida de sus habitantes.