viernes, junio 14, 2024
Mundo

Los usuarios de Facebook e Instagram en Europa podrían obtener la opción de suscripción sin publicidad, informa WSJ

Meta daría a los usuarios la opción entre seguir usando las plataformas con anuncios o pagar por la versión sin publicidad, dijo el WSJ.

Meta planea dar a los usuarios de Facebook e Instagram en Europa la opción de pagar por versiones sin publicidad de las plataformas de redes sociales como una forma de cumplir con las estrictas normas de privacidad de datos del continente, informó este martes el Wall Street Journal.

La compañía quiere cobrar a los usuarios unos 10 euros (10,50 dólares) al mes por utilizar Instagram o Facebook sin anuncios en los navegadores de escritorio, informó el periódico, citando a personas anónimas familiarizadas con la propuesta. Añadir más cuentas costaría 6 euros cada una.

Los precios de los dispositivos móviles serían más altos, aproximadamente 13 euros al mes, porque Meta debe tener en cuenta las comisiones que cobran las tiendas de aplicaciones de Apple y Google por los pagos dentro de las aplicaciones, según el periódico.

Según se informa, Meta espera implementar suscripciones pagas en los próximos meses como una forma de cumplir con las reglas de privacidad de datos de la Unión Europea que amenazan su lucrativo modelo de negocio de mostrar anuncios personalizados a los usuarios.

Meta daría a los usuarios la opción entre seguir usando las plataformas con anuncios o pagar por la versión sin publicidad, dijo el WSJ.

“Meta cree en el valor de los servicios gratuitos respaldados por anuncios personalizados”, dijo la compañía en un comunicado a The Associated Press. “Sin embargo, continuamos explorando opciones para asegurarnos de cumplir con los requisitos regulatorios en evolución. No tenemos nada más que compartir en este momento”.

El tribunal superior de la UE dijo en julio que Meta primero debe obtener el consentimiento antes de mostrar anuncios a los usuarios, un fallo que pone en peligro la capacidad de la empresa para ganar dinero adaptando anuncios para usuarios individuales en función de sus intereses en línea y su actividad digital.

No está claro si los reguladores de la UE aprobarán el plan o insistirán en que la empresa ofrezca versiones más baratas. El periódico dijo que un problema que tienen los reguladores es si las tarifas propuestas serán demasiado caras para la mayoría de las personas que no quieren ser el objetivo de los anuncios.