domingo, julio 14, 2024
Local

Fugas y tomas clandestinas ponen en jaque el suministro de agua en Tuxtla

En Tuxtla Gutiérrez los principales problemas que existen en la ciudad son las fugas de agua, de acuerdo con información de el Ingeniero René León Farrera, director general del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMAPA).

Se estima que la mayor parte de las denuncias que reciben en esta dependencia son por fugas de agua, aclarando qué hay tanto fugas superficiales, como fugas profundas. Con ello también reciben a diario la queja por falta de agua, que el agua llega sucia o quejas por el mal manejo de las válvulas de distribución y razón por la cual no siempre se cumplen los horarios de distribución del liquido vital.

El funcionario, informó que muchas tuberías del sistema de agua potable tienen entre 40 y 50 años en operación, rebasando ya su vida útil, razón por la cual también hay fugas en el sistema público, lo que se complica cuando se detectan tuberías donde hay un exceso de presión, pues hay tomas ilegales.

Cabe mencionar que el 65% de tuberías domiciliarias que presentan fuga son tomas clandestinas, este por lo tanto no cumple con normas ni con calidad de material. “De 50 fugas que se reparan a diario, 25 son clandestinas”, mencionó León Farrera.

Ante esto, indicó que la única sanción que se aplica para personas que tienen tomas clandestinas, es cortarles el servicio y mantener verificado que no se vuelvan a reconectar, posteriormente se les invita a las personas que haga un contrato.

A decir del funcionario, tan solo en Tuxtla Gutiérrez, se estima que hay unas 20 mil tomas clandestinas de agua potable, lo cual ocasiona el desabasto en varias zonas y principalmente a quienes ´si pagan por el suministro, lo cual también afecta al organismo pues las obras que realiza dependen del recurso que se recauda por el pago del servicio y como no todos pagan, el dinero apenas y le alcanza para operar. “Al haber muchas tomas clandestinas y que no todos pagan el suministro pues no hay dinero y SMAPA se mantiene de esos recursos”, dijo el funcionario.

Indicó que actualmente ya se está trabajando con empresas privadas para poner fin a esas tomas, así como recuperar las carteras vencidas; “hay usuarios que tienen contratos que ya tienen 1, 2 y hasta 3 años y no pagan, óseas es un clandestino con un contrato”, abundó León Farrera.

Refirió el funcionario que en la ciudad capital se produce el 100% del agua que utilizan los ciudadanos, de ese porcentaje el usuario utiliza solo un 35 por ciento de forma eficiente y el restaurante 65 por ciento se desperdicia. “Muchas fugas son internas, dentro de las casas y eso corresponde al usuario repararlo, nosotros apoyamos para brindar un mejor servicio, pero se tiene que pagar por él”, enfatizó.

Otro problema al que se enfrenta el organismo es que existen entre 40 y 50 mil medidores instalados que ya no funcionan, pero ya se está trabajando en cambiarlos, pese a que en el contrato se le especifica al usuario que el medidor, una vez instalado ya es su responsabilidad. “Muchos ni siquiera reportan los medidores porque como tienen cuita fija, pues les da igual; concluida la vida útil del medidor que nosotros colocamos, es responsabilidad del usuario reemplazarlo”, inquirió el funcionario municipal.

Finalmente, René León Farrera pide a los usuarios que se tenga la cultura de medirse con el consumo del agua, ya que así las cuotas se regularían, así como hacer consciencia y evitar el clandestinaje, pues afecta a SMAPA y a quienes pagan por el suministro.