domingo, junio 16, 2024
Local

La Equinoterapia, un Servicio Integral que Prepara el Sistema DIF Tapachula

El Programa de Equinoterapia brindará un servicio integral para atender a niños, niñas y adolescentes con diversos trastornos ortopédicos y neurológicos, por ello, la alcaldesa de Tapachula, Rosa Irene Urbina Castañeda y la presidenta honorífica del Sistema DIF, Irene Rubiera Urbina recorrieron el Cedeco Indeco Cebadilla, donde empezará a prestarse el servicio a partir del mes de junio.
Irene Rubiera Urbina, presidenta honorífica del Sistema DIF, destacó que se trata del primer programa en la región. Será en Tapachula que retome el DIF contar con este programa, después de Yajalón, lo que representa un gran beneficio para el bienestar de la población.
“En pocas semanas ha sido posible realizar las modificaciones para que muy pronto el programa de equinoterapia comience a brindar un servicio, esto indudablemente ha sido de la mano y del apoyo de la presidenta municipal, Rosy Urbina, para que podamos ya iniciar con este programa que traerá muchos beneficios no solo para Tapachula, si no para población de otros municipios, y en donde estamos poniendo todo nuestro cariño y compromiso”, afirmó.

El programa de Equinoterapia es indudablemente de gran beneficio para la población, sobre todo para que aquellos que tienen trastornos psicológicos, personas con autismo, parálisis cerebral, hidrocefalia, síndrome de Down, por mencionar algunos.
Los costos serán accesibles, de acuerdo a un estudio socioeconómico, porque de lo que se trata, aseguró Irene Rubiera Urbina, es que el servicio esté al alcance de la población que lo necesita.
Hasta el momento van aproximadamente 30 personas inscritas en el programa y continúa la recepción de documentos en las instalaciones del DIF Municipal de lunes a viernes en horario de 8 de la mañana a 4 de la tarde.
La documentación a recibir, en el área de trabajo social de DIF, consta de un diagnóstico médico por el especialista y una constancia donde el pediatra o médico general autoriza que el niño está sano y puede llevar la equinoterapia; además de CURP, acta de nacimiento, comprobante de domicilio, INE de los padres y dos fotografías de niños y padres. Hasta el momento el rango de edad para inscribir es entre el año y seis meses, hasta los 13 años de edad.
La presidenta honorífica del SDIF, Irene Rubiera Urbina, invitó a la población interesada a acudir con su documentación para ser parte de este beneficio, que representa un sueño para apoyar a los grupos vulnerables.