viernes, junio 14, 2024
Nacional

Nuevo esquema de compra y distribución de medicinas genera incertidumbre: IMCO

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) expresó su preocupación por el nuevo esquema de adquisición, distribución y entrega de medicinas que retomará el gobierno federal una vez que terminó el contrato con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) pues constituye un desafío de coordinación entre las instituciones federales y estatales a fin de que los medicamentos lleguen a los pacientes.

“La falta de planeación en el modelo de contrataciones genera incertidumbre sobre la efectividad de los procesos de adquisición de medicamentos y material de curación, e impacta en el suministro y calidad de las compras de salud”, advierte

Por ello, el IMCO llamó a las instituciones involucradas como el INSABI, la Secretaría de Hacienda y Función Pública para promover la solicitud oportuna y coordinada de los medicamentos requeridos y asegurar las mejores prácticas en materia de centralización y distribución de compras de salud.

Asimismo advierte que con el objetivo de evitar fallas en el acceso a la información e ineficiencia en las contrataciones, es fundamental garantizar la transparencia de los contratos de medicamentos incluidos en la compra consolidada 2023-2024, así como considerar una evaluación de riesgos del nuevo proceso de distribución.

El IMCO considera que el fin de la colaboración con la UNOPS representa otro cambio en el modelo de contrataciones de medicamentos en México, lo cual genera incertidumbre sobre la efectividad de los procesos de compra consolidada realizados por la agencia internacional.

Detalla que junto con la salida de la UNOPS también se pretende implementar un nuevo modelo de distribución d para que la federación sea responsable de entregar los medicamentos hasta el paciente y no a los almacenes como estaba previsto anteriormente.

El detalle operativo aún se desconoce y será responsabilidad de Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (BIRMEX), con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y la Guardia Nacional, diseñar e implementar un plan que garantice que los medicamentos se distribuyan efectivamente.

En su momento, el papel de la UNOPS generó cuestionamientos sobre la falta de transparencia de las compras de medicamentos. En 2021 el IMCO documentó que la asignación de las contrataciones a la UNOPS representaba retrocesos importantes en materia de transparencia y acceso a los datos mínimos sobre los bienes adquiridos.

El mecanismo de adquisición de compras con la UNOPS también recibió críticas por incumplimiento y atrasos en la adjudicación de más de mil claves de medicamentos y material de curación para el abastecimiento de 2021. Como muestra de ello, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) realizó una compra emergente ante la situación de desabasto.