López Obrador cierra el AICM a vuelos extra; los enviarán a la terminal de Santa Lucía

La estrategia del gobierno de la 4T es aumentar las operaciones del nuevo aeropuerto, bajo el argumento de saturación en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Con el objetivo de no dejar desprotegido y con poca actividad de operación el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), una vez que se inaugure el próximo 21 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó este jueves en Palacio Nacional que debido a la saturación de vuelos en el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM) y para reducirle carga aérea, no habrá nuevos permisos y ampliaciones para operaciones aéreas, por lo que cualquier incremento de éstas tendrán que turnarse a la terminal aérea de Santa Lucía.

“Ya se tomó una decisión para que no sigan otorgando más permisos para vuelos, movimientos, vamos a decir extras, o que se siga incrementando la operación del actual Aeropuerto”, comentó el mandatario, en alusión a la estrategia que su gobierno aplicará para no dejar con un pobre funcionamiento al nuevo aeropuerto.

El mandatario señaló a manera de justificación por la decisión adoptada, que “todo lo que implique incremento (de operaciones extra), ya tiene que atenderse en el Aeropuerto Felipe Ángeles, eso es lo que ya se tomó como decisión”, insistió.

La estrategia del gobierno de la 4T es aumentar las operaciones del nuevo aeropuerto, bajo el argumento de que hay saturación en el AICM.

En días pasados la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT) anunció parte de esta estrategia con la que se busca enviar algunos vuelos al nuevo aeropuerto, dada la negativa de varias líneas aéreas que ven que su mercado principal está en el AICM y que resultarían afectados con algún cambio en sus itinerarios si migran al AIFA.

La SICT refirió en días pasados que las terminales 1 y 2 de AICM están saturadas, por lo que ordenó a la Dirección General de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano realizar estudios para evaluar y determinar la viabilidad y explotación de la infraestructura del AIFA, del que hasta ahora sólo tiene programados 7 vuelos diarios.