Líderes partidistas y senadores condenan violencia en estadio de Querétaro; pide Morena información verídica

Los hechos ocurridos en Querétaro deben ser esclarecidos, fincando responsabilidades y dando garantías de certeza a las familias afectadas, a la afición del fútbol, a la comunidad deportiva y a toda la sociedad mexicana”, demandó la bancada de Morena en el Senado

Lideres partidistas y senadores de Morena condenaron la violencia que se registró en el estadio de Querétaro, durante el partido de fútbol entre los equipos Gallos Blancos de Querétaro y Atlas, y en el caso de los legisladores morenistas exigieron al gobernador del Estado, Mauricio Kuri González, información verídica y sustentada en pruebas para que las familias afectadas tengan certeza sobre el paradero de sus seres queridos que siguen desaparecidos.

“La industria del fútbol está cada vez más lejos del espíritu deportivo, por ello, los hechos ocurridos en Querétaro deben ser esclarecidos, fincando responsabilidades y dando garantías de certeza a las familias afectadas, a la afición del fútbol, a la comunidad deportiva y a toda la sociedad mexicana”, demandó la bancada de Morena en el Senado

Asimismo demandaron la destitución inmediata de los funcionarios estatales y del municipio de Querétaro encargados de la política deportiva, seguridad, protección civil así como la entrega de permisos para la venta de alcohol, a fin de que puedan llevarse a cabo las investigaciones penales correspondientes y el deslinde de responsabilidades de estos hechos donde se menciona al menos 26 heridos, tres de ellos de gravedad.

Por su parte, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, afirmó que lo ocurrido en el Estadio Corregidora, de Querétaro, es inaceptable y es una tragedia que se quedará marcada en la historia del fútbol mexicano.

La bancada de Morena en el senado en cambio condenó las “graves omisiones y negligencias en materia de seguridad en el Estadio Corregidora” y exigió una investigación y castigo a los agresores, a los propietarios, de la empresa Gallos Blancos y a la administración del Estadio Corregidora, así como revisar los permisos de funcionamiento y deslindar responsabilidades de la empresa privada que brindó el servicio de seguridad.

También pidió que ordene la realización de una auditoría urgente sobre los recursos públicos estatales que en los últimos 10 años se hayan entregados a la operadora de dicho club deportivo y transparentar esa información.

Revocar el contrato de comodato de la operación del Estadio Corregidora y el Gobierno del Estado retome la administración del inmueble.

Paralelo a ello establecer en la regulación estatal la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en eventos deportivos, así como la prohibición del acceso a las “barras“ de pseudo aficionado del fútbol.

Del mismo modo analizar a fondo y modificar inmediatamente las estrategias de seguridad para evitar el ingreso de armas y drogas a los eventos deportivos.

Asimismo anular cualquier tipo de financiamiento público otorgado tanto a la “barra” de aficionados de Gallos Blancos, como a la empresa operadora de dicho club deportivo y que éste repare los daños ocasionados al inmueble estatal.

Por último, los senadores de Morena llamaron a la Federación Mexicana de Fútbol para que tome su responsabilidad en el control de las “barras de aficionados” y en la seguridad de los eventos de este deporte que se celebran en todos los estadios del país.