Precios de adornos para navidad por las nubes, no hay control: Profeco

Existe una contractura en la economía y la sociedad tendrá que decidir comprar adornos ara celebrar la Navidad o administrar sus ingresos frente a la nueva realidad

La pandemia del Covid-19 ha cambiado los estilos de vida, la normalidad no es la misma desde finales de febrero del año pasado cuando llegó a Chiapas el primer caso, existe una contractura en la economía y la sociedad tendrá que decidir comprar adornos ara celebrar la Navidad o administrar sus ingresos frente a la nueva realidad que nos ha impuesto a enfermedad.

Los salarios mínimos generales a partir del 1 de enero del 2021 se incrementaron 15 por ciento, pasó de 123.22 pesos a 141.70 pesos, sin embargo, quienes deseen comprar adornos para para celebrar los últimos días del año que termina tendrían que hacer un buen desembolso, el arbolito de plástico más barato es de cien pesos, de 60 centímetros, mientras que el más caro es de 5 mil 930 pesos, de 3 metros con 20 centímetros.

Los precios de estos productos no están controlados, se rigen por la ley de la oferta y la demanda, si el vendedor dispone de un valor mayor y hay quien lo adquiera, no infringe en ninguna violación a ninguna legislación, solo que el consumidor tendrá que decidir, o comprar plástico para adornar su casa unos días, luego los tendrá que desechar o guardarlo para el año que entra, o administrar sus recursos para lo que viene, enero puede ser un inicio complicado para la economía.

A diferencia de otros años, este diciembre del 2021 bajó la oferta de arbolitos de Navidad, tanto en el número de negocios, como en volumen del producto, y es que la vida económica no es igual con la pandemia del Covid 19, hay pérdida de empleos, algunos negocios ofrecen este producto a precio de 999.99 pesos la pieza, con el 50 por ciento de descuento, a mil 399.99 pesos, con el mismo porcentaje de descuento, o de 2 mil 399.99 pesos con 50 por ciento de descuento.

Pero también existe la oferta de 930 pesos con sistema de apartado y un anticipo de 216 pesos, el producto tiene la leyenda de una rebaja, su valor original es de 719 pesos, a la vez, algunos centros comerciales exhiben su producto a 2 mil 600 pesos ya 3 mil 400, con el 20 por ciento de descuento, que comparado con el salario mínimo vigente en Chiapas, para la compra de uno se requiere muchos jornales de trabajo.

De acuerdo con la oficina de la Procuraduría Federal del Consumidor en Tuxtla Gutiérrez, no existe control de precios, el comerciante puede vender al valor que se le ocurra, si hay quien lo compra es la ley de la oferta y la demanda la que rige la actividad, en todo caso lo que la institución lo que demanda es que venda al precio que el producto se exhibe, quien se inconforme, lo máximo que puede hacer es conciliar, por ello es de suma necesidad valorar los precios antes de adquirir los productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *