Recapturan a tres reos tras fuga en penal de Tula; falta seis

Se tiene «completamente identificados» a quienes participaron en la fuga

Las autoridades mexicanas recapturaron a tres de los nueve reos fugados en las últimas horas de una cárcel del municipio de Tula tras un ataque armado, informó este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

«Se está ya llevando a cabo la investigación. Ya se detuvieron a tres de nueve de los fugados», explicó el mandatario en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

Aseguró que se tiene «completamente identificados» a quienes participaron en la fuga y detalló que todos ellos tenían «antecedentes penales».

Un grupo armado irrumpió este miércoles en un penal de Tula, en el céntrico estado de Hidalgo, y liberó a nueve reos que se encontraban detenidos.

«La madrugada de este miércoles, un grupo de personas armadas irrumpió en el recinto a bordo de vehículos, amagando a personal de seguridad penitenciaria», informó el miércoles la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo en un comunicado.

La autoridad señaló que durante el «incidente» se registró la «evasión de nueve personas que se encontraban en reclusión».

Es por ello que indicó que la Secretaría de Seguridad de Hidalgo, junto con otras instituciones como la Guardia Nacional y la fiscalía estatal, ya habían «desplegado un operativo» para encontrar a los fugados.

«En las acciones se han registrado enfrentamientos, resultando lesionados, hasta el momento, dos agentes que ya reciben atención médica», puntualizó la dependencia.

Los reos fugados formarían parte de un grupo criminal -llamado Pueblos Unidos- dedicado al robo ilegal de hidrocarburos -una actividad conocida como huachicoleo en México- además de al secuestro y la extorsión.

«No solo es combustible, es secuestro y homicidios», subrayó este jueves López Obrador.

Uno de los reos liberados sería un importante líder delictivo de la zona llamado José Artemio Maldonado Mejía, alias el Michoacano, capo de Pueblos Unidos.

México ha registrado los años más violentos de su historia en los primeros dos años de mandato de López Obrador, con 34.690 víctimas de asesinato en 2019 y 34.558 en 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *