La inflación amenaza la temporada de ‘El Buen Fin’ en México

La inflación amenaza la temporada de ‘El Buen Fin’ en México. Entre julio y septiembre la economía mexicana sufrió un retroceso de 0,2%.

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — En medio de la aceleración de la inflación y las limitaciones en la oferta por la falta de algunos componentes que están afectando sectores claves como el automotriz, México inició el miércoles y por siete días la temporada de ofertas conocida como “El Buen Fin” para incentivar el consumo y la activación económica.

Desde comienzo de la jornada en Ciudad de México se exhibían carteles de ofertas mientras compradores se aglomeraban en las tiendas para aprovechar el inicio de la temporada de rebajas.

Entre los primeros que acudió a un comercio estaba José Perez, un oficinista de 35 años, quien señaló que tenía cuatro meses ahorrando para aprovechar las rebajas y comprar una lavadora y una nevera. “Tengo una hija recién nacida y los gastos comunes, de despensa, la luz, el gas, se me han elevado mucho y no tengo otra oportunidad que estas rebajas para comprar”, expresó y agregó que para poder sobreponerse al alza de los precios debió restringir algunos gastos de entretenimiento.

Otro de los que aprovechó el primer día fue Ulises Ortega, un licenciado en Derecho, quien acudió a una gran tienda de bajos costos en el norte de la capital para adquirir una computadora portátil para su hija adolescente. “Esto es al final de cuentas una necesidad, no un lujo”, dijo. Tras quejarse de la aceleración que han mostrado los precios de los alimentos y servicios en los últimos meses, el licenciado, de 51 años afirmó que “lo queda es cortar gastos donde se pueda y ahorrar para hacer frente a esto”.

Tanto el gobierno como el sector empresarial apuestan a que en esta edición de “El Buen Fin” -la versión mexicana del “Viernes negro” de Estados Unidos- se superen las ventas de años anteriores y aumente el consumo, que en agosto reportó una caída de 0,62%, para dejar atrás el impacto que sufrió la economía por la pandemia del nuevo coronavirus.

Entre los analistas hay expectativas moderadas sobre el efecto de “El Buen Fin” debido a que se da en un contexto de aceleración de la inflación, que alcanzó en octubre el 6,24% anual -la tasa más alta desde fines de 2017- y la disminución de la oferta de bienes por la falta de algunos componentes como ha sucedido en la industria automotriz, que en los primeros nueve meses del año redujo en 22,8% la producción de unidades por la escasez de semiconductores.

De acuerdo con estimaciones de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de México para esta temporada se espera que las ventas sobrepasen los 239.000 millones de pesos (unos 11.950 millones de dólares) y superen en más de 60% lo que se logró en 2020 cuando cerca de la mitad de las compras se hicieron por internet debido al coronavirus. El sector empresarial ha calculado que al menos unos 130.000 comercios y empresas en todo el país se incorporarán a esta nueva temporada de ofertas.

“Hay condiciones inmejorables. Está en franca recuperación la economía”, dijo a inicios de semana en su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre julio y septiembre la economía mexicana sufrió un retroceso de 0,2% en comparación con el trimestre previo, lo que constituyó la primera caída desde la segunda mitad de 2020 cuando arrancó un período de recuperación en medio de la pandemia. La contracción del tercer trimestre se debió en parte al enfriamiento que tuvo el sector terciario -que abarca al turismo, comercio, comunicaciones, servicios y transporte-, que de acuerdo con los analistas estuvo asociado a la tercera ola de coronavirus que comenzó en junio y que implicó nuevas restricciones en el comercio y el resto de las actividades empresariales

Sobre el impacto de “El Buen Fin”, el director de análisis y estrategia bursátil de Monex Casa de Bolsa, Carlos González, dijo a The Associated Press que es posible que ayude a la economía y levante el consumo, pero sostuvo que “la falta de oferta y el incremento en los precios podrían hacer que sea una temporada menos fuerte de lo que hemos visto en años anteriores”.

Ana Bertha Gutiérrez, coordinadora de Comercio Exterior y Mercado Laboral del Instituto Mexicano para la Competitividad, indicó que es muy probable que esta temporada de ofertas impulse el consumo, que ha mostrado una recuperación muy lenta tras la pandemia, pero sostuvo que la fuerte alza de precios que han registrado algunos artículos electrónicos, televisores y teléfonos por las dificultades que han surgido en las cadenas de suministros puede afectar las ventas a final de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *