Jalisco: apatía ante desapariciones y violencia contra mujeres

Guadalajara, Jal., Activistas y familiares de víctimas de feminicidio y de desaparición denunciaron en dos manifestaciones, realizadas en el centro de Guadalajara, las omisiones, apatía y falta de resultados de las autoridades jaliscienses para atender las denuncias y resolver los casos que mantienen a la entidad en los primeros lugares del país en ambos delitos.

Integrantes del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, y del colectivo Familias Unidas contra los Feminicidios, realizaron ayer un plantón junto con familiares de Dulce Castañeda, quien pereció el 21 de junio de 2019. Aseguraron que no murió por suicidio, como afirmó la fiscalía estatal, sino víctima de feminicidio que el gobierno no pretende castigar.

“La falta de políticas públicas que prevengan, sancionen y erradiquen la violencia feminicida, además de los altos índices de impunidad, han provocado que de 393 casos de asesinatos de mujeres consignados como feminicidios de septiembre de 2012 a la fecha en Jalisco, sólo hay 11 sentenciados por este delito”, señaló Guadalupe Ramos, junto a la antimonumenta instalada a un costado de la plaza de armas, en el centro de esta capital, para recordar la impunidad de este crimen y el alto número de víctimas.

Familiares de Dulce dijeron estar desesperados por la falta de respuesta oficial, no obstante las pruebas que han presentado, y que poco han servido para lograr la detención de la pareja de la mujer, a quien amenazaba y golpeaba con frecuencia.

“Esto es común, pues el primer caso, ocurrido en 2012, de la profesora Imelda Virgen y considerado el primer feminicidio cuando ya estaba tipificado el delito, en realidad fue consignado como parricidio y homicidio y, a pesar de haberse iniciado hace nueve años, el proceso sigue abierto y con amparo de por medio”, agregó Ramos. Casi a la par y en la misma plaza de armas, pero frente al palacio de gobierno, parientes de cinco jóvenes desaparecidos en hechos recientes se manifestaron, tras marchar desde la Glorieta de los Desaparecidos.

Familiares de desaparecidos se manifiestan casi cada semana, y coinciden en que la falta de acción y de resultados de la Fiscalía del Estado los revictimiza a ellos y además es un obstáculo para hacer justicia.

Los manifestantes no descartaron que las autoridades estén coludidas en las desapariciones de jóvenes, por su apatía en la búsqueda y la posibilidad de que hubieran intervenido o protejan a quienes se los llevaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *