En la frontera sur anticipan su vacunación por temor al contagio

Pobladores de distintos municipios viajaron este fin de semana a Escuintla para recibir la dosis contra el Covid-19

Ante el temor que las dosis de la vacuna contra el Covid-19 demoran mucho tiempo en llegar a municipios de la frontera sur, pobladores de Tapachula, Tuxtla Chico, Cacahoatán y Huixtla se desplazaron desde el pasado jueves y todo el fin de semana al municipio de Escuintla, uno de los cuatro puntos iniciales en Chiapas elegidos por la secretaría de salud federal para iniciar la puesta de vacuna en adultos mayores.

Abraham tuvo que desplazarse más de 80 kilómetros desde Tapachula para llegar a esta población situada en los límites de la Sierra Madre de Chiapas y la Llanura Costera del Pacífico. Viajó con su madre y dos tías que rebasan los 60 años, condición de edad para poder recibir la vacuna.

Sí hubo interés por parte de la gente en aplicarse la vacuna contra el Covid

Se enteraron a través de un grupo de WhatsApp creado para notificar sobre el pago del programa a adultos mayores. Allí comenzó a “correrse la voz”.

“Nos enteremos a través de ese grupo, allí fue que decidimos mi madre y yo ir a ponerle la vacuna, porque aún no se sabe hasta cuándo llegará a Tapachula, entonces tomamos carretera y nos fuimos, pero al mismo tiempo muchas personas de aquí y de municipios cercanos viajaban para el mismo propósito”, relató.

Dijo que fueron muchos los que buscaron la vacuna en este municipio, para evitar demorar más en la puesta de la primera dosis, ya que existe el temor de contagio en pleno rebrote que se está suscitando en la Entidad y el país.

“Al llegar allá nos dimos cuenta que no éramos los únicos, pues habían muchos conocidos que estaban haciendo fila para aplicarse la vacuna. Antes de mi madre había 17 personas, así que sí hubo interés por parte de la gente en aplicarse la vacuna contra el Covid”, resumió.

A Abraham y a su madre les dieron indicaciones muy sencillas: podría presentar fiebre o dolor corporal. En este caso, la mujer sólo resintió malestar generalizado, pero no hubo más complicaciones que lo pronosticado tras la aplicación de la vacuna.

“Estuvimos allí cerca de tres horas, y conforme las personas iban pasando compartían en lo grupos de WhatsApp que ya se había logrado la vacuna, así que más personas decidieron viajar, a tal grado que al principios nos dijeron que habían dos mil 700 vacunas y para la tarde de ese mismo día ya sólo quedaban 70 dosis”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *