En América, virus no apunta a desacelerar

La OPS advirtió que en la última semana han muerto 22 mil personas en la región, principalmente en Brasil, México y EU; ven en comorbilidades un riesgo extra para casos graves
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó ayer que la pandemia de Covid-19 no muestra todavía signos de desaceleración en el continente, con la mayor parte de las muertes reportadas en la última semana divididas entre Brasil, México y Estados Unidos.

“La pandemia de Covid-19 no muestra indicios de desacelerar en nuestra región, la última semana hubo prácticamente 900 mil casos nuevos y cerca de 20 mil muertes que fueron motivo de notificación en la región, la mayoría de éstas en Brasil, México y en los Estados Unidos de América”, explicó Carissa Etienne, directora del organismo.

En ese mismo sentido, el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, coincidió en que varios países de la zona se encuentran en un momento de crecimiento de la transmisión.

El impacto de las comorbilidades sobre la propagación del virus debería ser una llamada de atención para todos los países de América: usen los datos para adaptar su respuesta y conviertan a la salud en su principal prioridad

Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud
“México, así como Brasil y Chile, están en este momento con una tendencia de crecimiento de la transmisión”, advirtió.

En una rueda de prensa virtual desde la sede de la OPS en Washington, Etienne agregó que el virus está llegando a países de la costa noreste del continente, con aumentos en Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú.Además, que algunos países de América Central estaban registrando su mayor aumento semanal de casos desde la llegada del virus.

Y agregó que debido a la fuerte carga de enfermedades infecciosas y condiciones crónicas en América, tres de cada 10 personas, que se traduce en 325 millones en total, tenían un “mayor riesgo” de sufrir Covid-19 o de desarrollar cuadros graves de la enfermedad.
“El impacto de las comorbilidades sobre la propagación del virus debería ser una llamada de atención para todos los países de América: usen los datos para adaptar su respuesta y conviertan a la salud en su principal prioridad”, dijo.

Sin embargo, Etienne dijo que había algunos casos positivos, como Chile, Argentina y Uruguay que hicieron “progresos importantes” en reforzar la vigilancia de la influenza y los programas de vacunación, además de que hubo “muy poca” circulación de esa enfermedad este año, lo que también destaca el cumplimiento de las medidas de prevención del Covid-19, como el lavado de manos y el distanciamiento social.

Agregó que varios países del Caribe habían implementado efectivas restricciones a los viajes para controlar brotes localizados y, como resultado, ahora habían podido reanudar los viajes no esenciales.

Sin embargo, funcionarios de la OPS advirtieron que la reapertura para atraer los ingresos clave del turismo debería hacerse “gradualmente” y que realizar testeos antes de viajar podría crear una “falsa sensación de seguridad”.

Los funcionarios agregaron que, aunque el desarrollo de las vacunas es “esperanzador”, aún podrían surgir problemas en el extendido proceso de introducirlas a la población y que la prevención debe seguir siendo la prioridad para los gobiernos de toda América.

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *